Pruebas estandarizadas

Un test estandarizado es una prueba que ha sido normalizada o normatizada; es decir que ésta ha sido probada en una población con distribución normal para la característica a estudiar, ya sea el cociente intelectual, un ensayo químico como la determinación de la glucosa en la sangre, conocimientos de historia, etcétera, puesto que un test estandarizado es una herramienta empleada por diversas áreas de estudio.

En el proceso de estandarización se determinan las normas para su aplicación e interpretación de resultados, es así que para la aplicación de una prueba debe hacerse bajo ciertas condiciones, las cuales deben cumplir, tanto quienes la aplican, como a quienes se les aplica.

Validez: Una prueba es válida cuando mide lo que se quiere medir, una prueba de conocimientos, por ejemplo, debe discernir, con un pequeño margen de error, entre los que saben y los que no.

Fiabilidad: Al aplicarse varias veces, la prueba reproduce resultados similares. Interviene en ésta, el instrumento aplicado (un aparato de análisis de sangre, un cuestionario, una prueba psicológica, etc.), éste debe producir resultados similares cuando se aplica en los mismos individuos bajo las mismas condiciones, independientemente del observador que lo administre.

Exactitud: El resultado es el más cercano al valor real.

¿QUÉ ES LA VALORACIÓN?


La palabra Valoración viene de la antigua palabra Francesa “assesser”, que significa acompañar como juez asistente o guía. Valorar es el proceso de recopilar información sobre los logros del alumno y sobre su desempeño. La información para la Valoración nos proporciona la base para tomar buenas decisiones con respecto al aprendizaje y la enseñanza. 

Dicho de manera sencilla, “valorar” proporciona retroalimentación sobre el aprendizaje del alumno para promover en éste, un desarrollo mayor. Un programa de Valoración balanceado incluye una variedad de estrategias de valoración que se adecuen a los productos específicos del estudiante. 
Planear para valorar es una parte esencial de la instrucción. La valoración que se realiza en el salón de clase se refiere a todas las actividades que se llevan a cabo en este y que posibilitan al estudiante demostrar que es lo que entiende, sabe y puede hacer.


¿Qué son los organizadores gráficos?

Los Organizadores Gráficos son técnicas de estudio que ayudan a comprender mejor un texto. Establecen relaciones visuales entre los conceptos claves de dicho texto y, por ello, permiten “ver” de manera más eficiente las distintas implicancias de un contenido. Hay muchísimos tipos de organizadores gráficos entre ellos están:

MAPA CONCEPTUAL

DIAGRAMA JERÁRQUICO

CADENA DE SECUENCIAS

EL MAPA DEL CARÁCTER

LA RUEDA DE ATRIBUTOS

LA MESA DE LA IDEA PRINCIPAL

MAPAS DE IDEAS

DIAGRAMAS CAUSA-EFECTO

LÍNEAS DE TIEMPO

Técnicas de Observación

La técnica de observación es una técnica de investigación que consiste en observar personas, fenómenos, hechos, casos, objetos, acciones, situaciones, etc., con el fin de obtener determinada información necesaria para una investigación.

La técnica de observación se suele utilizar principalmente para observar el comportamiento de los consumidores; y, por lo general, al usar esta técnica, el observador se mantiene encubierto, es decir, los sujetos de estudio no son conscientes de su presencia.

Podemos utilizar esta técnica de manera natural, por ejemplo, observando conductas tal y como suceden en su medio natural; o en base a un plan estructurado, por ejemplo, creando situaciones en donde podamos observar el comportamiento de los participantes.

Para poder usar esta técnica, en primer lugar debemos determinar nuestro objetivo o razón de investigación y, en segundo lugar, determinar la información que vamos a recabar, la cual nos permita cumplir con nuestro objetivo.

Veamos a continuación 4 ejemplos de cómo aplicar la técnica de la observación:

Si nuestro objetivo es hallar una idea u oportunidad de negocio, podríamos necesitar información sobre las necesidades insatisfechas de los consumidores, los productos más solicitados, los negocios más rentables, los nuevos gustos, las nuevas modas, etc.

En este caso, usar la técnica de observación podría consistir en acudir a los mercados o zonas comerciales y observar cuáles son los productos o servicios más demandados, cuáles son los productos solicitados, pero que no son encontrados, observar los productos que podrían ser reemplazados por otros que podrían tener una mejor acogida, etc.

Si nuestro objetivo es analizar nuestro público objetivo, podríamos necesitar información sobre sus preferencias, gustos, deseos, comportamientos, hábitos, etc.

En este caso, usar la técnica de observación podría consistir en visitar los lugares donde suele frecuentar nuestro público objetivo, y observarlos caminar por la zona, examinar los productos, hacer preguntas, y elegir determinados productos.

Si nuestro objetivo es analizar la competencia, podríamos necesitar información sobre sus productos, procesos, personal, estrategias, etc.

En este caso, utilizar la técnica de observación podría consistir en visitar sus locales y observar sus procesos, el desempeño de su personal, las reacciones de sus clientes, etc. O podríamos visitar los mercados o zonas comerciales en donde se comercialicen sus productos y observar sus productos (modelos, marcas), sus precios (precios, descuentos), sus estrategias de distribución (mercados, puntos de ventas), sus estrategias de promoción (medios publicitarios, mensajes publicitarios, lemas), etc. O también, podríamos optar por adquirir alguno de sus productos para así poder analizarlos mejor.

Si nuestro objetivo es evaluar la factibilidad de rentar un nuevo local para nuestro negocio, podríamos necesitar información sobre el tráfico de consumidores, la accesibilidad del local, la visibilidad del local, etc.

En este caso, utilizar la técnica de observación podría consistir en pasearse por la zona del posible local, observar el tráfico de consumidores por la zona durante todo el día, la existencia de locales de la competencia y la afluencia de público que tienen, el ambiente de los alrededores, etc.

Las ventajas de usar la técnica de observación es que nos permite obtener información precisa que de otro modo no podríamos obtener, por ejemplo, información sobre comportamientos espontáneos que suceden sólo en la vida cotidiana y en sus medios naturales, o información que las personas no podrían o no quisieran brindarnos por diversos motivos. Asimismo, otra de las ventajas es que es una técnica de bajo costo y fácil de aplicar.

Sin embargo, entre las desventajas de utilizar esta técnica están el hecho de no poder determinar emociones, actitudes, o las motivaciones que llevan a un consumidor a realizar un acto. Por lo que siempre es recomendable utilizarla junto con otras técnicas de investigación.

encuesta

Una encuesta es un estudio observacional en el cual el investigador busca recaudar datos de información por medio de un cuestionario prediseñado, y no modifica el entorno ni controla el proceso que está en observación (como sí lo hace en un experimento). Los datos se obtienen a partir de realizar un conjunto de preguntas normalizadas dirigidas a una muestra representativa o al conjunto total de la población estadística en estudio, formada a menudo por personas, empresas o entes institucionales, con el fin de conocer estados de opinión, características o hechos específicos. El investigador debe seleccionar las preguntas más convenientes, de acuerdo con la naturaleza de la investigación.

pero ¿que pasa cuando se esta mal formulada la pregunta?

cuando la pregunta se esta mal formulada o no abarca el contenido mínimo para aclarar el objetivo se pierde el propósito de esta ya que no lograras tu meta y perderas información y tiempo valioso.

ejemplos:

¿Qué tipo de música te gusta más?

Pop

Reggae

Reggaeton

Rock

Rock nacional

Folklore

Tango

Salsa

Cumbia

Otro

¿Cuán seguido escuchás música?

Todo el tiempo

Cuando estoy aburrido/a

Cuando estoy con amigos

A veces

Nunca

Ninguna de las anteriores

¿Cuál fué la mejor década de la música?

Los 50’

Los 60’

Los 70’

Los 80’

Los 90’

Estos tiempos

¿Para qué escuchás música?

Para descansar

Para divertirme

Para desestressarme

Para descargarme

No escucho música

Ninguna de las anteriores

En un recital, ¿Qué sector preferís?

No voy a recitales

Campo

Platea

Depende de la banda

Me da lo mismo

claramente aquí el objetivo no esta logrado ya que si yo respondía me da lo mismo otro ninguna de las anteriores y no me hacen especificar mi respuesta o dar otra alternativa el encuestador no lograra su objetivo

La observación como un medio privilegiado de evaluación

Un medio privilegiado de saber si los aprendizajes se van integrando en los esquemas mentales de los alumnos es la observación en situaciones naturales en las que ellos puedan manifestarse sin interrupciones ni prevenciones de ningún tipo. Las actividades de enseñanza-aprendizaje crean situaciones idóneas de observación contextualizada.

 Algunos aspectos sólo pueden conocerse mediante la observación de la conducta del alumno o alumna y de su forma de resolver los problemas y cuestiones en el aula. Es el caso, por ejemplo, del dominio de ciertos procedimientos o de la adquisición de actitudes, valores y normas.

Tradicionalmente, los instrumentos de evaluación en general y de observación en particular estaban diseñados para identificar los resultados del aprendizaje que realizaban los alumnos. Así, para comprobar la adquisición de contenidos de conceptos se empleaban pruebas escritas. Ello no resulta muy apropiado, ya que los conceptos se adquieren en la medida en que pueden aplicarse para resolver problemas en situaciones y grados diferentes, y nunca de una vez por todas, puesto que admiten niveles distintos de profundidad. En una prueba escrita, en la que no se plasman las explicaciones del alumno/a, difícilmente podrá constatarse esa adquisición gradual. En cambio, la observación a través de guiones de preguntas o del planteamiento de situaciones-problema puede servir también para valorar el aprendizaje de este tipo de contenidos.

En una concepción constructivista, la observación abre nuevas posibilidades, ya que permite acercarse a los procesos internos del aprendizaje y ofrece una información muy valiosa para el diseño de nuevas situaciones didácticas. Permite al profesor descubrir que los aprendizajes se integran de formas diferentes, que los alumnos usan distintas estrategias y que cada aprendizaje tiene un valor propio y específico para cada alumno.

La observación tiene como fin recoger información fiable y válida de un alumno, de un grupo de ellos o de la clase entera sobre algún aspecto relacionado con la vida escolar.

La observación debe permitir recoger información suficiente sobre el aspecto o dimensión evaluada, no fragmentaria y puntual. Emitir un juicio apoyado en poca e insuficiente información es un riesgo que debe evitarse en la medida de lo posible. Si la cantidad de información es importante, no lo es menos su calidad: la información no debe ser anecdótica, redundante y descontextualizada.

Información fiable quiere decir libre del prejuicio del observador. Sea quien sea la persona que observe, los resultados deben ser semejantes. Repetir la observación en distintos momentos o días y realizarla con dos observadores distintos son métodos útiles para controlar el riesgo derivado de la subjetividad.

Por último, una información válida es una información relevante y representativa. Ello depende de que se establezcan claramente ciertas preguntas para realizar una buena observación.

¿Qué observar?

Habrá que observar el trabajo escolar, lo que hace en las distintas dependencias de una institución docente, en especial, las aulas, pero no sólo en ellas. De toda la actividad de la escuela, nuestro punto de mira se centra en lo que sucede en las aulas.

Encontramos que el profesor y los alumnos interactúan: hablan, escriben, gesticulan, manifiestan emociones y sentimientos. Es conducta manifiesta. A través de ella, por un proceso de inferencia se pretende conocer, de algún modo, la conducta encubierta, la que sucede dentro de la mente de los sujetos. Si observamos a los alumnos es por una razón: a través de su comportamiento vemos reflejada la conducta docente del profesor. Éste no actúa sino interactúa o interacciona con los alumnos, en el proceso de enseñanza/aprendizaje. El profesor provoca con sus palabras y acciones, las experiencias que irán transformando el aparato conceptual de los niños, desarrollando, al mismo tiempo, las capacidades cognitivas y las actitudes ante los valores.

Los aspectos o campos a observar son o bien 1º producciones escolares, pruebas contestadas previamente por los alumnos, en una palabra: resultados de procesos educativos del aula; 2º los propios procesos o interacciones bien directa, bien indirectamente.

¿A quién o quiénes observar?

El profesor en el aula, los alumnos en el aula, durante la clase, el claustro, un equipo docente de nivel o ciclo, el grupo de profesores de un departamento, otros grupos de miembros de la comunidad educativa.

¿Para qué observar?

Las finalidades de la observación pueden ser de evaluación sumativa, o de evaluación formativa. Se dice que la evaluación es sumativa cuando se busca simplemente conocer unos resultados o procesos para informar a las autoridades administrativas, para otorgar una valoración o reconocer una capacidad. Los efectos de la evaluación sumativa responden a una necesidad social de conocer el estado o situación de sectores o elementos del sistema escolar.

La evaluación, por el contrario, es formativa cuando el objeto es retroinformar al sujeto o sujetos para que corrijan o varíen los futuros procesos, según los resultados que la evaluación aconsejen.

La observación del trabajo escolar puede tener las dos finalidades, alternativa o simultáneamente. A veces el inspector observará con la finalidad de informar a la superioridad para reconocer una capacitación, habilitación o acreditación, o bien con la finalidad de incidir en las actuaciones próximas del profesor o equipo docente evaluado con miras puestas en el mejoramiento de la práctica docente particular, o escolar en general.

¿Por qué observar?

Para recoger información, datos que permitan evaluar, bien con finalidad sumativa bien con finalidad formativa. Y se observa por la insuficiencia de los sistemas “pregunta respuesta” (cuestionarios, entrevistas, …) que en muchos casos el grado de objetividad (validez, fiabilidad y tipifidad) no está asegurado.

¿Quién observará?

El agente evaluador cuando observa tiene que tener algún tipo de autoridad que le permita obligar a que el sujeto o sujetos se dejen observar.

En principio podrían observar distintas personas: el director, el jefe de estudios, un compañero, un mentor (profesor tutor del profesor principalmente o en prácticas) y, por supuesto, los inspectores, los asesores de los Centros de Profesores y los miembros de los equipos externos psicopedagógicos (E.O.E.,…). Algunos pueden ser requeridos por el propio profesor o el propio equipo docente, para pedir orientación o consejo (en este caso, declara finalidad formativa), pero sólo el inspector de un modo abierto y no sólo ocasional,puede observar la clase.

¿Qué clases de observación existen? Según el criterio que adoptemos será la posible clasificación.

Si nos atenemos a la presencia física del observador cuando ocurre la actividad observada, encontramos: (Observación directa y observación indirecta)

Observación directa: es aquella en que el observador permanece en el espacio y durante el mayor segmento temporal posible mientras el observado u observador actúan con conductas manifiestas verbales o no verbales.

La observación directa presenta graves problemas de orden ético y de técnica psicométrica.

Observación indirecta: es aquella que es vídeo o audiograbada (electromagnéticamente) durante el tiempo y lugar en que sucede la interacción, sin la presencia del agente observador. Éste observará con posterioridad la grabación. Generalmente lo visto y/u oído se transcribe en notas con las palabras de los intervinientes, con acotaciones de la conducta no verbal captable (gestos, miradas, expresiones faciales,…). Sólo presenta un inconveniente: la videograbación no recoge las intervenciones de aquellos sujetos que se sitúan fuera del encuadre.

- Hace posible la autoobservación con todas las ventajas que para la corrección presenta, el sujeto no puede dudar de lo que ve y/u oye grabado.

- La vídeo o audiograbación permite revisar lo grabado todas las veces que se quiera y detenerse en segmentos específicos de la grabación (efecto moviola). Las limitaciones éticas y psicológicas están muy disminuidas con este procedimiento.

Si el criterio es la implicación del agente observador en el trozo de vida escolar que tiene ante sí, que observa directamente, nos encontramos con:

- La observación participante o etnográfica.

- La observación no participante.

En la primera (la participante), el observador interacciona con el o los observado/s, modificando el proceso que pretende observar. En sus notas de campo, el observador participante (etnógrafo) recoge su propia participación (preguntas, sugerencias,…). En la segunda (la no participación), el observador se aísla al máximo y es un mudo testigo que hace anotaciones, generalmente en un protocolo ya preparado, de lo que ve y oye durante la sesión.

Según se utilicen o no instrumentos estructurados de registro, la observación puede ser estructurada o no estructurada (etnográfica).

¿Dónde observar?

Se puede observar la interacción profesor-alumnos en el aula o los resultados (cuadernos,…) de las actividades de los alumnos, individuales o en equipo. Además de observar la “vida” en el aula o en otro espacio lectivo (gimnasio, sala de usos múltiples, taller, biblioteca, laboratorio, patio, …) se puede observar las intervenciones de los equipos de profesores, los claustros y otras reuniones de órganos colectivos de gobierno o coordinación pedagógica, que se dan en salas y despachos.

Instrumentos de evaluación y tecnicas

La finalidad primordial de la evaluación está dirigida al mejoramiento del aprendizaje del estudiante y al énfasis de los procesos. Es por ello que el docente debe seleccionar las técnicas e instrumentos de evaluación que contribuyan a garantizar la construcción permanente del aprendizaje.

LAS TÉCNICAS SON: el procedimiento mediante el cual se llevará a cabo la evaluación. Algunas técnicas son: Observación, Interrogatorio, Resolución de problemas y Solicitud de productos.

LOS INSTRUMENTOS SON: el medio a través del cual se obtendrá la información.  Algunos instrumentos son: Lista de cotejo, Escala de estimación, pruebas, portafolio, proyectos, monografías, entre otros.

 

LISTA DE COTEJO: Es un instrumento estructurado que registra la ausencia o presencia de un determinado rasgo, conducta o secuencia de acciones. La escala se caracteriza por ser dicotómica, es decir, que acepta solo dos alternativas: si, no; lo logra, no lo logra; presente, ausente; entre otros.

Es conveniente para la construcción de este instrumento y una vez conocido su propósito, realizar un análisis secuencial de tareas, según el orden en que debe aparecer el comportamiento. Debe contener aquellos conocimientos, procedimientos y actitudes que el estudiante debe desarrollar.

 

ESCALA DE ESTIMACIÓN: Este instrumento pretende identificar la frecuencia o intensidad de la conducta a observar o los niveles de aceptación frente a algún indicador, mediante una escala que puede ser de:

CATEGORÍAS: Representa para el evaluador una variedad de distinciones o conceptos que permiten identificar la frecuencia o características de la conducta a observar.

DESCRIPTIVA: Viene representada por líneas o barras que se combinan con frases descriptivas.

Se caracteriza por presentar mayor continuidad de los hechos a evaluar, propone intervalos iguales, resultan fáciles de entender y aplicar.

Puede aplicarse en la calificación de escritos y productos, y en acciones como la participación, comunicación oral, entre otros.

NUMÉRICA: A través de ellas se puede verificar el comportamiento del estudiante para determinar el logro y la intensidad del hecho evaluado.

Se pueden utilizar tanto para fines cualitativos como cuantitativos, dependiendo de la intención con que se aplica el instrumento.

Representa uno de los instrumentos de mayor pertinencia para evaluar un trabajo escrito.

 

PORTAFOLIO: Es un instrumento que se utiliza para evidenciar las habilidades, esfuerzos, progresos y logros de los estudiantes. Permite valorar el proceso de desarrollo de aprendizajes y habilidades complejas durante un episodio de enseñanza.

Tiene diversas utilidades: evaluar los logros de aprendizaje de los alumnos, como herramienta de autoevaluación, y como medio de evaluación externa de la labor docente.

El portafolio es más que un conjunto de trabajos, proyectos o pruebas almacenadas en una carpeta. Debe incluir otros elementos tales como las evaluaciones de los profesores y las reflexiones del estudiante sobre su trabajo.

Ofrece una manera tangible de evidenciar lo que cada estudiante es capaz de hacer como resultado de su aprendizaje y de qué forma aplicar lo aprendido a una variedad de situaciones.

Una de las características más importante de los portafolios, es que deben ser construidos por el propio estudiante (si se lleva en forma individual) y su grupo (si se hace en forma grupal). Su evaluación parcial y final debe partir de criterios discutidos y negociados entre los estudiantes y el docente, de modo que le permita apreciar el progreso de su aprendizaje.

 

MAPAS CONCEPTUALES: Son recursos gráficos que permiten representar jerárquicamente conceptos y proposiciones sobre un tema determinado, y las conexiones que ha logrado establecer entre ese conocimiento y otros que posee.

Puede ser usado para trabajar en forma individual y grupal, pero se recomienda hacerlo en forma grupal por la riqueza que produce la discusión en torno a la construcción del mapa.

Para la valoración de los mapas, lo más recomendable es establecer una serie de criterios y escalas de puntuación en los que se determine qué es lo que se considera más importante a ser evaluado, en función de qué estrategia y con qué finalidad.

 

PROYECTOS: Es un instrumento que tiene como finalidad profundizar en algún conocimiento específico, darle solución a una problemática planteada o buscar nuevos saberes. Puede ser elaborado individualmente o en equipo.

Los estudiantes parten de una situación problemática a la que deben darle respuesta para proponer las alternativas de solución al problema planteado.

 

PRUEBAS: Son un instrumento de evaluación que permiten recolectar evidencias acerca del aprendizaje de los estudiantes. Se clasifican de acuerdo a su naturaleza en:

PRUEBAS ESCRITAS: Son aquellas planeadas y organizadas en atención a competencias u objetivos con preguntas que el alumno debe responder únicamente de esta forma y pueden ser de tipo:

PRUEBAS ESCRITAS de ensayo: Permiten que el alumno construya con sus propias palabras la respuesta de la pregunta que se le formula y le exige diversas habilidades y capacidades de reflexión (establecer relaciones, resumir datos, analizar información, sintetizar y opinar).

PRUEBAS ESCRITAS Objetivas: Son demostraciones escritas formadas por una serie de planteamientos donde el alumno selecciona una respuesta correcta y precisa entre una variedad de opciones.

PRUEBAS ORALES: Constituyen una forma alternativa de evaluar las competencias del estudiante en actividades relacionadas  con la expresión oral, la lectura, comunicación verbal, vocabulario, fluidez, pronunciación, razonamiento y la organización del pensamiento.

PRUEBAS PRÁCTICAS: Se emplean para evaluar el conocimiento de lo que el estudiante hace, además de lo que sabe, en ejecuciones orales, escritas o de desempeño de alguna actividad física que tenga que demostrar o procedimientos que tenga que realizar para resolver algún problema.

 

ENTREVISTA: Consiste en la comunicación verbal entre dos personas o entre una persona con un grupo y requiere de una previa planificación para definir el propósito de la misma, y las preguntas que lo orientarán (guión de preguntas).

Existen dos variantes:

1.- Entrevista estructurada: El entrevistador se concretará a formular al entrevistado las preguntas, respetando el orden con que previamente fue definido.

 

2.- Entrevista no estructurada: El entrevistador cuenta con la posibilidad de modificar el orden de presentar las preguntas, pero no así la intención de éstas.

 

REPORTES: Es la presentación escrita de los resultados de alguna actividad que puede ser: una investigación documental o de campo, una práctica de laboratorio, o cualquier otra actividad que se haya llevado a cabo como parte del proceso de aprendizaje.

 

MONOGRAFÍAS: Este instrumento debe contener una apreciación sobre un tema, fundamentada en información relacionada o proveniente de diversas fuentes.